jueves, 18 de junio de 2009

Yo no

Vio en sus ojos algo diferente. Un algo que le indicaba que ella andaba mal, y que no era la mejor noche. Sus labios no le parecían provocativos esa hora; sus brazos forzosamente extendidos lo recibían con un calor artificial. Caricias mentirosas, susurros sin cariño, ternuras sin efecto alguno, le producían una sensación de amargo. Las manos se dejaban caer sin sentido por todo su cuerpo. Era una noche pesada, y las ganas ninguno de los dos las tenía presente.

- Esta noche yo no quiero – le dijo ella con aire desagradable

- Yo tampoco -


14 comentarios:

  1. Si no hay ganas... el otro tendría que aceptarlo. Al personaje del relato le pasan las ganas al ver que ella no quiere... Pero no siempre sucede así.

    Buen relato, hasta se me han pasado las ganas de trabajar jeje

    Un abrazo*

    ResponderEliminar
  2. Hay momentos en el que una persona no quiere hacer cosas y hay que comprenderlo =)
    Una historia que me ha gustado mucho^^
    Besos

    ResponderEliminar
  3. lindo fragmento, simplemente compartir.^^

    ResponderEliminar
  4. Cada persona va a su ritmo; en todo.
    Debemos ser libres para decidir y para sentir...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Siempre hay que rspetar los deseos del otro. Y eso lo has plasmado bien.
    Saludos desde La ventana de los sueños.

    ResponderEliminar
  6. Muy buena amigo, eso de ke uno se adelante a las emociones de otro y que ademas las exprese aun no siendo las misma que se sienten, es algo bonito acer eso por alguien a kien amamos.

    Un saludo, me a gustado este microrelato.

    ResponderEliminar
  7. Real!!!!! pasa en todas las parejas !!! Besos!!!!

    ResponderEliminar
  8. Cierto, muy cierto.
    Cuando no se quiere hacer algo pues no se hace y punto.
    Me ha gustado.
    Lindo.

    ResponderEliminar
  9. Jeje que situaciones, asi es, esas cosas llevan al resentimiento.
    Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  10. Hola, pasaba por aquí y he leido este relato corto y he de decirte que me ha gustado bastante, enmarca una situación que conozco de primera mano; cuando las cosas no van como esperabas y el amor se enfría poco a poco, cuando las no-ganas del uno contagian al otro... muy bien escrito. Un beso, pasate por mis sitios ^^

    ResponderEliminar
  11. ¿...Será el temido punto de no retorno?

    Bonito y sentido...

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  12. A mí me ha pasado eso.. sólo que mi 'yo tampoco' si tenía ganas x)

    ResponderEliminar
  13. HERMOSO RELATO, YA ES TARDE Y TE LEO... PERO FUE UN AGRADABLE ESTALLIDO.


    CUIDATE

    ResponderEliminar

Hola!
Gracias por pasarte por esta cuevita y dejar tu mensaje.

Gracias!